Titulares de la entrevista a Laureano Ruiz

Laureano Ruiz publica estas próximas Navidades un libro titulado ‘El auténtico sistema del Barça’, una obra que recuerda su trayectoria y explica su método de enseñanza del fútbol. Además, paralelamente y con el apoyo del libro pondrá en marcha una escuela de perfeccionamiento para jóvenes que quieran llegar a la élite.


El fútbol ofensivo
«Increíblemente el fútbol de ataque no está preparado. Muchos entrenadores de ahora obvian una parte vital del entrenamiento. En el último Mundial, el seleccionador de Brasil, Carlos Dunga, decía: Orden en defensa, orden en el centro del campo, pero a 30 metros de la portería contraria que cada una haga lo que quiera. Valdano también decía algo parecido Orden en defensa e inspiración en ataque. Mi método dice: orden e inspiración en defensa, orden e inspiración en ataque».
Amaños
«El fútbol está podrido, en los últimos cinco partidos del campeonato hay otra Liga. Esta es una de las cosas por las que prefiero la base al fútbol profesional».
Marcha de Guardiola
«Guardiola ha cometido un error tremendo, el conseguir montar un tinglado como ese, con tu sistema, cuesta mucho, y si vas a una selección nacional no lo consigues nunca porque requiere tiempo y mucha repetición. La segunda cuestión: si tienes al que posiblemente es el mejor jugador de todos los tiempos con 25 años no le dejes, porque ese, como ocurre ahora, hay muchos partidos en los que estás jugando mal o no sale lo que tú quieres, te mete dos goles y te gana él solito el partido. Y ganando todo es mucho mejor, incluyendo el que te hagan caso los directivos».
Mourinho
«Mourinho es un desastre. Lo he dicho ya muchas veces, entrena igual que Maguregui. Lo que pasa es que tiene un gran portero y unos jugadores, que claro, nunca tuvo el entrenador vasco. Tácticamente es igual, estar atrás metidos y contraataque no preparado, lo que les sale de la calidad de los futbolistas».
El juego del Barcelona
«A mí esa forma de jugar del Barça, con posesiones tan largas y sin verticalidad no la veo… Tiene poca verticalidad por las bandas, sube el lateral y la da para atrás, y se entran mucho por el centro, que es el mejor sitio para entrar, salvo que esté todo el otro equipo apelotonado allí y esa es la táctica que usan para contrarrestarles. Por el centro, si hay nueve contrarios, te pueden parar la jugada. Si entras por la banda, no pueden ir todos a cerrarte. Se entra con tres y ellos pueden ser cuatro, por lo que siempre será más fácil entrar que ante nueve, y cuando llegas al fondo les coges del revés.  Y eso el Barça ni lo intenta».
Su método de enseñanza
«Dentro de mi método existe el nivel uno: aprender a jugar con la pelota, no con balón, de 8 a 10 años. De 11 a 14, un segundo nivel, aprender a jugar con los compañeros. De 15-16 años, tercer nivel, aprender a superar la oposición de los rivales porque por experiencia sé que a esos 15 años llegan chavales que juegan muy bien ante contrarios muy débiles pero cuando tienen una fuerte oposición no hay nada que hacer, pierden todos los balones y no saben desarrollar su juego. De los 17 a los 19, aprender a superar el juego ‘oculto’, que es el agarrar, los brazos, el cuerpo que es legal… También he conocido chavales que llegan a profesionales y empiezan a agarrarles por aquí y a empujarles por allá y se descomponen y no la tocan. Eso también hay que aprenderlo y trabajarlo».
Libros de fútbol
«He leído muchos libros de fútbol y he llegado a la conclusión de que son muy malos, sin embargo también hay que decir que siempre aprendes algo».
Ser profeta en su tierra
«En Cantabria es donde más me critican. En los cinco continentes he estado dando fútbol y está mal que lo diga, pero tengo muy buen cartel, en Cataluña ya no te cuento… Aquí, no. Hombre, tengo partidarios, pero son minoría… No creen en mis ideas. Los chavales de la Escuela Municipal de Santander cuando iban después a otros equipos de la región, me han contado que a algunos les decían con tono despectivo: “El futbolín de la Escuela, aquí no, eh”».

Situación del Racing
«En la situación del Racing deben mojarse tanto el Gobierno de Cantabria como el Ayuntamiento de Santander, que es el dueño del campo y si el Racing desaparece se queda vacío. El club supone mucho para la ciudad y para la región y el Gobierno, que todavía sigue pagando dinero, no quiere mojarse».
Los mejores jugadores
«Los dos mejores futbolistas que he tenido han sido  Johan Cruyff y Juan Carlos Pérez. En el libro ‘El auténtico sistema del Barça’ aparece una foto de los dos juntos en El Sardinero. He entrenador a jugadores excepcionales, pero estos dos han sido los mejores».

Enlace a la revista con la entrevista completa y fotos: