Gay de Liébana y las finanzas del fútbol


Gay de Liébana: “Por el orgullo de Cantabria, no puede ser que el Racing haya caído como ha caído”

El economista ha impartido esta mañana en el Parlamento una ponencia sobre las finanzas de la liga en el curso de la UC  ‘Fútbol, economía y sociedad’

Santander, 18 de julio de 2013.- El economista y abogado José María Gay de Liébana ha afirmado esta mañana que “por el orgullo de Cantabria, no puede ser que el Racing haya caído como ha caído”, tras añadir que personalmente a él le duele “ver a un histórico del fútbol y un club que le cae bien a todo el mundo, haya entrado en esta espiral”.

El conocido tertuliano ha impartido esta mañana una ponencia en el Parlamento de Cantabria titulada ‘Las finanzas en la liga de las superestrellas’ enmarcada en el Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) ‘Fútbol, economía y sociedad’.

El prestigioso economista expresó en declaraciones a los medios que el club cántabro “tiene que arreglarse” y subir a Segunda División y luego “volver a Primera”. “No puede haber bajado de esta manera y además, con otros bulos que se alimentan por ahí”, añadió, asegurando que a sus amigos de Cantabria les dice que “se lo hagan mirar porque esto un tema ya patriótico”.

La situación económica que atraviesa el fútbol es “delicada” ya que, según Gay de Liébana, “es el vivo reflejo de la economía española”. Los clubes de fútbol profesional se encuentran actualmente muy endeudados y las causas, apunta el economista, son dos: “han comprado mucho y caro durante estos años y han perdido dinero y claro, de alguna forma se tienen que financiar”. Además, añadió, “un problema grave es gastar más de lo que ingresas”.

Para Gay de Liébana “la gran pregunta” es el reparto de los derechos televisivos que, explicó, “están individualizados y lo que tendríamos que hacer sería una distribución que estuviera más compensada”. Aseguró que si se realizara un reparto más centralizado “se podría pasar de los 650 millones de ahora a más de 900 millones de euros, que es lo que factura el fútbol italiano”.

En cuanto a los fichajes que realizan los clubes, el economista destacó que “aunque son chavales buenos, no veo normal pagar esas cantidades”. Quiso hacer referencia también a los equipos más modestos que no tienen tanto dinero para incluir a nuevos jugadores en su plantilla, que “están ahogados, extasiados, y al final el armamento futbolístico se concentra en solo dos equipos: el Madrid y el Barcelona”.

Respecto a la reciente incorporación de David Villa al Atlético de Madrid, Gay de Liébana aseguró que “ha sido una salida elegante del Barça para darle una oportunidad y que además pueda ir al Mundial. Es un gran jugador pero a veces los grandes jugadores no encajan en el equipo”.