La Copa Danone



La Danone Nations Cup es la mayor competición de fútbol para niños menores de 12 años que existe actualmente en el mundo. Se disputa desde el año 2000 y cuenta con el aval de la FIFA y el apoyo de Zinédine Zidane como padrino internacional del torneo. Vicente del Bosque ha sido el embajador de las dos últimas ediciones de la Danone Nations Cup en España. Casi nada.

Este evento es mucho más que la mayor fiesta mundial del fútbol alevín. Es una oportunidad única para que miles de niños de todo el mundo sueñen con representar a su país en una competición deportiva internacional. Con el respaldo de federaciones y ministerios de Educación y Deporte de muchos países, más de dos millones y medio de niños de 32 naciones tienen la oportunidad de participar con sus escuelas y clubes en las fases locales y regionales de la competición.

Dentro de su programa de iniciativas de responsabilidad social corporativa, el Grupo Danone decidió en 1998 crear un torneo internacional de fútbol infantil con el objetivo de promover la actividad física entre los más jóvenes como vía para luchar contra el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad. Dos años después se celebró la primera edición de la Danone Nations Cup, en la que participaron ocho equipos de Europa y África y en la que Francia, además de ser el conjunto anfitrión, se proclamó como mejor selección del torneo. En 2001 el evento creció considerablemente hasta alcanzar una participación de 24 países de cuatro continentes diferentes. Dos años después, con 32 países participantes, Zidane se convirtió ya en el embajador oficial de la competición. Al año siguiente, España se coronó como ganadora del torneo.
En el año 2007, la Danone Nations Cup amplió sus horizontes convocando a un total de 40 países de todo el mundo. La final se disputó ante 35.000 espectadores y la cubrieron más de 250 periodistas de diferentes medios internacionales.




Tras las finales internacionales disputadas en Francia y en Sudáfrica, el cierre mundial de la Danone Nations Cup llegó por primera vez a España hace dos años y por eso la competición alcanzó un gran reconocimiento en nuestro país. La Final Mundial del torneo se disputó en el estadio Santiago Bernabéu en octubre de 2011 y fue una experiencia única e inolvidable para los 600 niños procedentes de los cinco continentes y los 55.000 espectadores que pudieron vivir esta fiesta del fútbol. El año pasado Polonia fue el país anfitrión de la fase final del Mundial del Fútbol Alevín oficioso y los equipos tuvieron la oportunidad de jugar en el Estadio Nacional de Varsovia, donde meses antes la selección española se había alzado con la Eurocopa.

La última edición, disputada en 2013, celebró su final en el estadio londinense de Wembley el 7 de septiembre. En la fase previa de España han participado más de 40.000 los niños y niñas que han disputado las 10 fases regionales de la competición. La fase nacional se jugó en el estadio de Cornellà-El Prat. Joan Capdevila, jugador del Espanyol fue el padrino del evento. «Es una gran oportunidad para los niños. En 2010 tuvimos la suerte de proclamarnos campeones del mundo con La Roja y para mí fue un sueño hecho realidad, igual que lo es el torneo de Danone para estos niños que pueden jugar una competición mundial, disputar partidos en los mejores estadios de Primera y compartir la experiencia con chavales de otros países», contó el defensa perico. El Levante se proclamó campeón al derrotar 1-0 al RCD Espanyol con un gol de Alex Flores. Adrià Bernabé, capitán de los blanquiazules, fue elegido mejor futbolista del torneo. Al Levante no le fue tan bien en la fase final disputada en Londres y terminó decimotercero.

Francia logró su tercera copa del mundo alevín en Wembley al ganar la final a Brasil. Tras acabar el tiempo reglamentario con empate a cero en el marcador, la tanda de penaltis fue favorable a los galos. 3-1 venció el Racing Club de Lens, equipo que representaba a Francia. Entre los niños del equipo francés estaba Jonathan Varane, hermano del defensa del Real Madrid. Bobby Duncan, primo de Steven Gerrard, terminó como máximo goleador del torneo.Ganaron a Canadá en la tanda de penaltis tras empatar a uno en el tiempo reglamentario. La próxima edición llevará a los alevines hasta Brasil coincidiendo con el Mundial de los mayores.
 


Entrevista a Carlos Bosh, coordinador en España de la Copa Danone

¿Qué significa este torneo para los niños participantes?
Mucho, para ellos la ilusión de saber que es el mundial alevín y que pueden jugar en Wembley contra equipos de todos los países es como vivir un sueño. Da gusta escuchar a los niños hablar en las fases regionales de lo que puede ser ganar y ver como disfrutan del deporte.
¿Pero no todo es fútbol?
No, en el espíritu de la Copa Danone está el fomentar valores positivos entre los niños: compañerismo, juego limpio, hábitos saludables o la alimentación sana. No hay que olvidar que participan equipos de los clubes más importantes, pero también otras escuelas o equipos más modestos para los que supone una gran ilusión. A través de juegos, charlas y diferentes pruebas tratamos de que la Copa sea toda una fiesta alrededor del fútbol. En estas edades de 10, 11 ó 12 años, que es paso de categoría, se empiezan a asentar los hábitos por lo que es una edad idónea para tratar de inculcarles lo mejor del deporte.
¿Hay muchos “buitres” que sobrevuelan a las figuras más prometedoras del fútbol en estos torneos?
Desde la organización tenemos claro que nosotros nos quedamos con la parte del juego. En estas edades el fútbol tiene que ser un juego que sirva para unir culturas, mejorar la formación y otras muchas cosas buenas. Olvidar esto es un gran error. Ya habrá tiempo de que piensen en ser profesionales y lo que conlleva.
Pero les habrá pasado que los representantes estén en la grada apuntando nombres y hablando con los padres...
Sí es cierto que hay jugadores que destacan mucho y que terminan en la agenda de los grandes equipos, aunque es más que posible que ya estuvieran. El mexicano Giovanni Dos Santos fue la gran figura de la Copa Danone de 2001 y el máximo goleador y por eso le fichó el Barcelona o este año Bernabé, que jugaba en el Espanyol fichó por el Barça después de la competición, aunque supongo que ya le estaban siguiendo. El lateral zurdo del Sevilla, Alberto Moreno, y su compañero Luis Alberto, ahora en el Liverpool, también fueron otros de los futbolistas que pasaron con éxito por la Copa Danone… Siempre este tipo de eventos son un escaparate, aunque nos quedamos con la otra parte, menos vistosa de fomentar valores entre los 2,5 millones de niños que participan porque luego triunfan muy pocos.
En España la estructura del fútbol base está muy desarrollada, pero en otros países creo que esta competición ayuda de forma crucial a crearla.
Es cierto. Por ejemplo, en los países del norte de África te podría decir que el fútbol base existe gracias a la Danone’s Cup y a los convenios de colaboración que se realizan con los gobiernos allí.

¿Ahora toca descansar hasta el año que viene o ya están preparando la siguiente edición?
Después de una actividad frenética de marzo a septiembre, ahora descansamos un poco pero ya estamos mirando varios temas para el año que viene. Los objetivos son involucrar a más chavales y que tengan nuevas actividades lúdicas y saludables. La final mundial de la competición se disputará en Brasil, así que será un premio importante para los equipos que representen a cada país viajar a una de las mecas de este deporte.

Puedes leer el reportaje completo en el número 17 de la Revista DxT 
(Portada de la Copa del América)