Programa deportivo Club Náutico de Laredo



La nueva Junta directiva del Real Club Náutico de Laredo (RCNL) presentó su proyecto de apertura y sus programas y servicios para todo el año, al tiempo que su labor de fomento de la práctica de deportes náuticos entre estudiantes de centros escolares a través de acuerdos de colaboración en la región. El presidente de la entidad, Juan Adarraga, desea combatir la “estacionalización” que sufre el club y darle vida más allá de la época estival ampliando el periodo de funcionamiento de las escuelas de vela y de tenis al resto de meses mediante el impulso de un nuevo tipo de socio.
Respecto al contenido de actividades deportivas, el RCNL ha organizado un total de 17 regatas de vela para los meses de junio a agosto, entre las que destaca la Copa Cantábrico y el Campeonato de Cantabria Interclubs de la clase Optimist, mientras que en la clase Laser, se celebrará el Campeonato del Norte y el Open Aecil.
En relación a la vela de crucero, está programada como todos los años, la tradicional semana del crucero de agosto, con tres trofeos, a la que acuden flotas de clubes vecinos, y la Vuelta a Cantabria a Vela ‘Memorial Gerardo Pombo’, en colaboración con el Real Club Marítimo de Santander y el Club Náutico de Castro Urdiales.
En cuanto al apartado de pesca, en agosto se celebrará la Copa Laredo de Pesca Mayor Deportiva y el trofeo RCNL de pesca de Bahía. Además, un año más los más pequeños podrán disfrutar de su Campeonato Infantil de Pesca.
Asimismo, el Campeonato Social de Tenis se celebrará del 16 al 24 de agosto en las instalaciones del club. Respecto a la organización de actos culturales sobresalen, entre otros eventos, las fiestas sociales, el concierto de la Coral Salvé de Laredo, dirigida por el socio de honor José Luis Ocejo, y la presentación del libro ‘La vuelta a España del Corto Maltés’ de Álvaro González de Aledo.
Por otro lado, debido a la amplia experiencia en la celebración de competiciones nacionales e internacionales, el RCNL colaborará este año en el Campeonato del Mundo de Vela de clases olímpicas de Santander con la aportación de embarcaciones y jueces de regata.

En otro orden de cosas, Juan Adarraga ha recordado que, desde su fundación en 1945, el club se ha convertido en un importante enclave náutico del norte de España por sus “magnificas” instalaciones y por su “privilegiada” ubicación en el entorno del Parque Natural de las Marismas de Santoña. De esta forma, ha apuntado que en estos últimos años son “públicas” y “notorias” las presiones hacia el club procedentes de las administraciones del Estado, que “condicionan” el desarrollo de actividades a pesar de disponer un derecho de superficie que permite el disfrute de los terrenos hasta 2064. Asimismo, ha precisado que el club proporciona en estos momentos 17 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos a través de los concesionarios de talleres,  hostelería y escuelas deportivas. Una cifra que se amplía a 60 personas en temporada alta.
Todo ello para seguir siendo referencia en escuela de vela, tenis, natación, esquí náutico, actividades subacuáticas, formación para la obtención de títulos náuticos y en el amplio servicio de talleres de mantenimiento de embarcaciones de recreo. Sin olvidar el servicio de hostelería, conocido en la región por su calidad gastronómica y por celebrar todo tipo de banquetes. Por ello, Juan Adarraga ha lamentado que “estos empleos y servicios” se pongan en “peligro” por la “imposición” de normas “en continuo cambio” como la Ley de Costas, o por la legislación medioambiental que afecta a las instalaciones a causa del parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel que, según ha recordado, “aún no se había creado en 1968 cuando el club se trasladó desde la punta del espigón del viejo puerto de Laredo”.
En este aspecto, ha recalcado que el RCNL colabora en materia medioambiental con la instalación de puntos limpios, eliminación de vertidos y el mantenimiento de los jardines, al tiempo que ostentó durante 15 años la ‘Bandera Azul’ de la Unión Europea.
Para la búsqueda de soluciones, el presidente del RCNL ha abogado por que se produzca un entendimiento entre las partes implicadas, mediante una “negociación” con las distintas administraciones y cuyo resultado sea “aceptable” y “beneficioso para todos”. En este sentido, el director general de Deportes, Javier Soler, ha mostrado su preocupación respecto a estas cuestiones administrativas del club y, por ello, ha recogido “este guante” y se ha comprometido a “ayudar” en la medida de sus posibilidades para ofrecer “soluciones”. “Merece la pena defender causas justas como estas, porque precisamente el Real Club Náutico de Laredo es un bien que merece cuidarse y un espacio que cubre a la sociedad mediante iniciativa privada”, ha apuntado.
Por su parte, el alcalde de Laredo, Ángel Vega, ha mostrado su satisfacción por que el  RCNL haya “reactivado” la costumbre de presentar públicamente el programa de actividades a pesar de que “no soplen vientos favorables”. También, ha coincidido con la opinión del director general de Deportes a la hora de aplaudir la decisión del club de “abrirse fuera de temporada a la sociedad” y, en este sentido, se ha puesto a su disposición para colaborar en una iniciativa que vaticina que tendrá “un rotundo éxito”. Además, el regidor ha recordado que el municipio de Laredo ha estado “siempre” vinculado con el RCNL y ha reconocido que “a veces” no se ha sido “capaz” de agradecer los “esfuerzos” del RCNL por “poner el municipio no sólo en el mapa de España, sino también en el de Europa y del mundo”.

Finalmente, Juan Adarraga ha avanzado la intención de la Junta Directiva del RCNL de solicitar la presidencia de honor al que se convertirá en unos días rey de España, don Felipe VI, tal y como sucedió con Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, quien concedió el título real al club en 1995. El Real Club Náutico de Laredo cuenta en la actualidad con cerca de 1.000 socios, entre socios fundadores (462), familiares (212) y filiales (279).