Desvelamos los grupos extranjeros que quieren comprar el Racing



Seis grupos empresariales se han interesados en el Racing de Santander y podrían acudir a la tercera fase de la ampliación para haberse con el control del club. La ya famosa Comisión mixta tendría que elegir entre uno de ellos si entre todos los aficionados racinguistas no se logra reunir el capital necesario... Desvelamos con mucho temor (y humor) cuales son estos seis siniestros conglomerados empresariales que han firmado la clausula de confidencialidad de la ampliación del Racing y que planean en estos momentos desde las sombras hacerse con el control del club, de la región y finalmente, en un último y diabólico paso, con todo el planeta. Sí, vamos a morir todos. OportunidadBLACK


Destruyan este documento después de leerlo.



In-Gen
Este grupo estadounidense está interesado en desembarcar en Cantabria para quedarse con el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. El Racing solamente sería un medio transitorio para alcanzar este perverso fin. Su verdadero objetivo, y oculto hasta hoy, sería poblar de dinosaurios toda la región norteña, que se visitaría después con teleféricos y con total seguridad para los turistas, que nunca quedaría al alcance de los saurios. En caso de no poder crear dinosaurios genéticamente disfrazarían a los actuales animales de Cabérceno con cartón piedra y gomaespuma. Algunos aficionados del Racing podrán decir, con razón, que el equipo realiza un juego jurásico.



Acción Mutante
Este grupo terrorista encabezado por Ramón Yarritu quiere vengarse de los ricos y guapos abonados. Una vez que se hagan con la propiedad del club regalarán dos entradas a cada abonado de manera perpetua y la primera equipación será azul. Tienen dinero, pero son deformes… Esto también les abre la puerta el acudir a la ampliación de la mano de la Organización Impulsora del Discapacitado. La sede de la empresa está ubicada en Bilbao, algo que puede despertar recelos en el racinguismo. Todo se decidirá en asambleas mutantes como círculos de Podemos.


Spectre
Un clásico. Son como los misteriosos mexicanos que siempre están detrás de la compra del Racing. El presidente tendrá un gato para acariciar, el doctor No sustituirá al doctor Mantecón al frente de los servicios médicos del club y los servicios secretos de todos los países del mundo tendrá su sitio en el palco. El Casino de Santander está apoyando a este grupo para que James Bond acuda a jugar a la ruleta al local. Ya se especulaba hace mucho que el propio Francisco Pernía y Ángel Lavín, alias Harry, pertenecían a esta organización. Ambos lo han negado ante la Justicia.



Umbrella Corporations
La famosa corporación de la industria cosmética también comercia en secreto con armas biológicas. Una vez asentados en los Campos de Sport liberarán un virus mortal que convertirá a todos los aficionados en zombis. Es posible que a partir de ese momento la gente de Tribuna comience a animar un poco. Algunos dicen que Umbrella lleva ya años invirtiendo en el Racing y que bajo el estadio han construido galerías y subterráneos que conectan El Sardinero con el nuevo Malecón torrelaveguense.


OCP
La empresa de seguridad que fabricó RoboCop quiere adquirir el Racing para probar unos nuevos guardias jurados en el estadio y venderlos después al resto de clubes del mundo. El famoso escolta de Harry Lavín reforzado con cables de cobre y papel de aluminio podría regresar al palco conectado a una batería.



Tyrell Corp
El interés de esta empresa tecnológica por el Racing es probar en Santander sus nuevos robots futbolistas y deshumanizar a la afición sustituyendo a los hinchas por títeres a pilas. Tiene pinta de terminar todo en drama con lágrimas en la lluvia.


Estas corporaciones perversas esperan agazapadas, afilando sus millones de euros y garras... La apertura de la tercera fase de la ampliación se acerca. OportunidadRRC. ¿Miedo? Nunca.