Imane Merga, cuarto triunfo consecutivo en Atapuerca


El actual subcampeón del mundo de cross (2013), Imane Merga, consiguió hoy su cuarta victoria consecutiva en el Cross Atapuerca en un final más que ajustado en el que hubo que recurrir al cronometraje electrónico. Fue la única manera de determinar si Merga había entrado antes que su compatriota Edris Muktar, ya que ambos se creían ganadores. Ambos protagonizaron un largo y apretadísimo sprint que les llevó a cruzar la línea de meta en paralelo con un tiempo de 27 minutos y 37 segundos.
La hegemonía africana en meta quedó de nuevo de manifiesto con el tercer puesto del ugandés Timothy Toroitich (27:54), quinto en el mundial de cross en 2013; y el cuarto del eritreo Teklemariam Medhin (28:10), medalla de Bronce en el mundial de cross 2013, vencedor en Atapuerca en 2010 y tercero en 2013. En la quinta posición cruzó la meta el español (Simply-Scorpio) Antonio Abadía (28:21), convirtiéndose en el primer europeo de la prueba.
Estos cuatro corredores africanos fueron marcaron la carrera de principio a fin. Nada más comenzar Merga y Muktar, medalla de Bronce en el último mundial júnior de cross, hicieron la primera gran selección. Los dos tiraban en cabeza sin mucha más oposición que la de Toroitich y Medhin, emparejados unos metros más atrás. Esta situación se mantuvo hasta que quedaban dos vueltas para el final. Fue entonces cuando por atrás incrementaron el ritmo tanto Toroitich como Medhin para dar caza al grupo que encabezaba la carrera.
Mientras en cabeza estos cuatro hombres probaban sus fuerzas tensando una y otra vez el ritmo, por detrás, el español Abadía comandaba el primer  gran grupo de corredores. Un grupo que en la última vuelta absorbería a tanto a Bezabeh (Bikila) como a Goitom Kifle (Eritrea), que no pudieron seguir el ritmo impuesto por los cuatro de cabeza. 
Tan fuerte era el ritmo impuesto por Merga, Medhin y el propio Toroitich que Teklemariam Medhin se descolgó a media vuelta para el final dejando a los dos etíopes en cabeza junto a Toroitich, que sería el siguiente damnificado. Un fortísimo cambio de ritmo antes de encarar la línea de meta dejo en cabeza a Merga y Muktar que se jugaron en un largo y apretadísimo sprint la victoria final.
“Estoy muy feliz. La carrera ha sido muy dura por el viento y por el fuerte ritmo impuesto en cabeza, sobre
todo al final. En principio tiré con fuerza para que la gente se descolgara y lo conseguimos. Luego nos alcanzaron a mí y Muktar. Entonces volvimos a incrementar el ritmo y nos volvimos a ir. El final ha sido muy apretado”, explicaba el ganador.



En la prueba absoluta femenina la más fuerte fue Belaynesh Oljira que, con un tiempo de 25:26, consiguió su primer triunfo en el Cross Atapuerca. La etíope no dio ninguna opción a su compatriota Hiwot, vencedora en las dos últimas ediciones y una de las claras favoritas. 
Oljira estuvo en el grupo de cabeza desde el principio junto a Cherono, Changeywo, Asahssah, la nacionalizada Trihas Gebre (Atletismo Santutxu) y la propia Hiwot, siempre escondida y sin asumir responsabilidades hasta que llegó la última vuelta. Fue entonces cuando lanzó un cambio de ritmo con el que consiguió descolgar a la marroquí Malika Asahssah y con el que parecía dar muestras de su potencial de cara a meta. Objetivo que no pudo conseguir ya que a media vuelta para el final fue su compatriota Oljira  quien dio el definitivo cambio de ritmo con el que abrió hueco y consiguió presentarse en solitario en la línea de meta.
Por detrás, la segunda más fuerte fue Mercy Cherono (25:34), el tercer puesto fue para la marroquí Asahssah (25:41) y en cuarta posición, completamente desfondada, cruzó la meta Hiwot.
Además del puesto de la nacionalizada Gebre, sexta con un tiempo de 26 minutos, cabe destacar la gran actuación de la española Diana Martín (Valencia Terra i Mar) que fue octava con un tiempo de 26 minutos y 39 segundos.
En la prueba popular cabe destacar la victoria de Juan Carlos Higuero que, tras anunciar que no estaba en condiciones de tomar la salida en la prueba internacional, optó por salir con los populares para “animar” un poco la carrera. “No era mi intención salir a ganar sino a rodar un poco pero me he visto adelante y no he podido dejarme llevar, así que he seguido”, declaró en meta.