Cinco motivos por los que puede fracasar la Ampliación del Racing



La primera fase de la ampliación de capital del Real Racing Club de Santander se cerró con 1.748 impositores y 292.128 euros recaudados. Hay varios datos muy preocupantes y enigmáticos… Por ejemplo, si cada acción cuesta cinco euros como se explicaba que la cifra total no terminen en 0 o en 5… ¿Por la rima? ¿Alguien ha dejado propina en las oficinas de La Caixa?
La cifra de impositores no alcanza el 20% del número total de abonados al club, así que la participación no ha sido masiva, aunque todavía se puede tener algo de esperanza. La cantidad de dinero que se necesitaría para no tener que recurrir a un inversor externo sería de unos dos millones de euros, siempre y cuando se solucione la situación con la Agencia Tributaria con unas condiciones buenas para el Racing.
Los motivos para que menos de 2.000 racinguistas hayan puesto su limosna en el club son variados, pero los hemos resumido en cinco, que se añaden a las #ExcusasRRC:

1) Este mes ha llovido casi todos los días y los santanderinos no salen de casa si llueve. Somos como Gremlins y si nos cae una gota nos volvemos malos y desconfiados.

2) La gente no tenía cambio en el bolsillo, aquí o compramos el Banesto o algún banco inglés o estadounidense o no adquirimos nada. Todos tenemos algún gen Botín en el fondo de nuestro ADN. Solamente acciones que repartan beneficios, nos decía nuestro abuelo mientras descubría cuevas con pinturas rupestres.

3) La #OportunidadCG, la de ‘Salvar los Cines Groucho’, ha hecho mucho daño a #OportunidadRRC. Esta iniciativa, casi de película, buscaba mil santanderinos que pusieran 100 euros al año para mantener abiertas estas salas de exhibición de películas raras y francesas que cerraron sus puertas el pasado 30 de septiembre. El amor al Racing de la sociedad de Santander y Cantabria está al nivel de los Cines Groucho, una situación que le hubiese encanto a Groucho Marx. Los ultras cinéfilos tuvieron recogida de firmas en Change.org, algo que no tiene el club de fútbol… y claro si no recoges firmas sociales y solidarias en Change.org eres un capitalista malévolo o simplemente no eras nada. Una mierdecilla. Lo cierto es que ‘Salvar a los Groucho’ ha restado posibles accionistas para el Racing.

4) Los cántabros salían de casa dispuestos a comprar acciones del Racing, pero llegaban con décimos de la Lotería de Navidad. Por todos es sabido que El Gordo siempre cae en esta región y el anuncio de este año ha conseguido ablandar el duro corazón de hormigón que tienen los empresarios cántabros.

5) En realidad, el grueso de los impositores en la ampliación de capital del Racing aguardan agazapados a la segunda fase. Llevan escondidos desde los tiempos de Corocotta preparando una emboscada a las legiones romanas. Dentro de unos pocos días saldrán en hordas para comprar acciones y arrasar con ellas. Comienza la guerra verdiblanca ante el enemigo exterior.