El Trofeo Princesa Sofía crece


La gran regata mallorquina y española de clases olímpicas, que está organizada por los clubes náuticos de S’Arenal, Palma y San Antonio de la Playa junto a las federaciones balear y española de Vela, abrió el plazo de inscripción poco antes de las fiestas navideñas y ya se han inscrito cerca de 192 regatistas, entre ellos japoneses, rusos, alemanes, ingleses, americanos y suizos. Una buena noticia teniendo en cuenta que la prueba se quedó sin formar parte de las regatas de la Copa del Mundo.
La principal novedad será el estreno del espectacular Kitesurf, una de las clases que está luchando por incorporarse al programa olímpico, que celebrará su primera prueba internacional en Mallorca y tendrá su sede en la playa del Portitxol.
La ubicación en la playa se debe a que resulta la más adecuada para que los regatistas de Kitesurf, una modalidad que cada día gana más adeptos, entren y salgan del agua con las cometas y las tablas.
Los participantes de esta clase realizarán un máximo de 16 pruebas cortas y rápidas entre boyas y las categorías masculina y femenina navegarán de forma conjunta aunque puntuarán por separado.
Además, en el Trofeo Princesa Sofía volverán a estar presente el Dragón, cuyos responsables de la categoría han solicitado regresar a la regata mallorquina. Cabe recordar que el Dragón, que tendrá su sede en el Real Club Náutico de Palma junto a las embarcaciones paralímpicas, fue la categoría con la que se inició el Trofeo Princesa Sofía hace 46 años.
La competición se completará con las diez clases olímpicas Laser, Laser Radial, Finn, 470 Masculino y Femenino, 49er, 49er FX, RS:X Masculino y Femenino y Nacra 17 y con las dos clases paralímpicas 2.4mR y Skud18 por lo que se espera que más de 1.000 regatistas naveguen en la Bahía de Palma.
La gran regata de clases olímpicas volverá a reunir a los mejores deportistas del Mundo, en tanto que la Federación Internacional de Vela (ISAF) la ha declarado prueba clasificatoria para la EUROSAF Champions Sailing Cup Regatta y para la prueba de la Copa del Mundo que se disputará en Hyères. En ese sentido, el Club Nàutic S’Arenal acoge desde este mes de enero los primeros equipos nacionales, sobre todo del norte de Europa, que suelen aprovechar las buenas condiciones meteorológicas de Mallorca para entrenar en la isla y preparar la temporada.
Aunque Palma ha perdido esa misma condición de la que sigue gozando la prueba francesa de Hyères por lo menos no ha caído completamente en desgracia en la ISAF. La pérdida de patrocinadores y el escaso eco mediático en España de la vela fueron los principales motivos para este 'descenso', aunque seguramente el desastre en el que está sumida la Federación también ha influido.