Playmobil y el fútbol



El fútbol es de los bajitos. Y más si miden 7,5 centímetros. Aunque la fama como fútbol de mesa se la lleve el Subbuteo y existan muchas otras modalidades, con cartas o con muñecos, los clicks de Playmobil también juegan al balompié y tienen su espacio importante dentro de ese “otro” fútbol.
Las figuras de los jugadores de fútbol de Playmobil se crearon justo a tiempo para el campeonato de futbol de 2006, con una plataforma de quita y pon que sirve para que los clicks chuten el balón. La firma juguetera es alemana y la Copa del Mundo se celebraba en el país germano, así que no hubo dudas: había que lanzar futbolistas, aunque todo el mundo asocie a los clicks con piratas o caballeros medievales.
El nuevo modelo salió con su estadio, las porterías y el balón. Tampoco es que exista mucha más variedad, pero sí la justa y necesaria para simular el ambiente del fútbol y recrear un partido. Por ejemplo, se vende un trío arbitral o un marcador que incluye un juego de puntería ideal para practicar.
Cada figura de futbolista cuesta poco más de cuatro euros. El maletín que se abre y se convierte en un estadio, con sus porterías y las palancas correspondientes para mover a los porteros, que quedan sujetos a esos apéndices, cuesta unos 52 euros.
No existe en el catálogo una gran variedad de equipaciones. Apenas las selecciones más importantes. Sí es cierto que en internet, por ejemplo en la famosa página ‘I love Clicks’ son capaces de personalizar a los futbolistas en miniatura con los colores de equipos insospechados, hasta el Alcoyano de moral inquebrantable, y de recrear algunos momentos históricos de este deporte. Cada año actualizan la Primera y Segunda División que queda ‘playmobilizada’.


La juguetera alemana calcula que existen 2.700 millones de figuras en el mundo, que si se uniesen todos esos muñequitos por sus manos darían la vuelta al mundo 3,4 veces. Casi nada. Existen unas 4.000 versiones de clicks, por lo que las de fútbol son una pequeña minoría dentro de la familia Playmobil. Una familia que está siempre en crecimiento y que es muy promiscua: cada segundo nacen 3,2 figuras, más que humanos, ya que se estima que solamente llegan al mundo 2,6 personas por segundo.
El éxito y el desarrollo de los cliks ha sido algo increíble desde que en 1971 Horst Brandstätter le pidió a Hans Beck, su jefe de desarrollo, que diseñara algo nuevo y más pequeño para ahorrar costes. Un año después la empresa patentaría los populares muñequitos.
Actualmente, se sigue fabricando el mismo modelo de futbolista de 2006. Desde entonces, Playmobil ha producido más de 10 millones de pequeños balones de fútbol, por lo que la firma juguetera es el mayor fabricante de balones del mundo.
En España existe también un campeonato de fútbol con clicks con su propio reglamento: La Liga Playmobil de fútbol. En otros países también existen campeonatos similares, aunque obviamente son bastante minoritarios. Los equipos los forman tres jugadores de campo, que se suelen colocar con el sistema 1-1-1, además del portero, y se juegan dos tiempos de cinco minutos.